Tarifa Indexada

Tarifa fija o indexada

La elección de una tarifa de la luz adecuada es fundamental para el buen funcionamiento de todo tu negocio. A continuación, te explicamos las características y ventajas de los contratos a precio fijo e indexado de Aura Energía.

Aunque ambas opciones garantizan una reducción considerable de la factura de la luz, se trata de dos formas distintas de entender el ahorro, basadas en la implicación al mercado que cada cliente esté dispuesto a asumir.

• Con una tarifa de luz fija, el precio por cada kWh consumido es siempre el mismo, asegurando ese precio durante 12 meses, con independencia de las fluctuaciones del precio de la energía en el mercado eléctrico mayorista.

• Con una tarifa de luz indexada, el precio por kWh es el que determina el mercado mayorista en el momento exacto de consumo, más un coste de gestión.

Distintas tarifas, grandes ventajas

Antes de entrar en detalles, es importante recordar que, en función de la oferta y la demanda de cada momento, el coste de la energía en el mercado mayorista varía constantemente (de un modo similar a la bolsa). Por ese motivo, nos encontramos con que, aunque el consumo sea idéntico, es más barato el coste de energía en una fábrica en el turno de noche que el del mediodía.

Con los contratos a precio fijo, el equipo de asesores de Aura Energía analiza tus necesidades y consumo energéticos y elabora una propuesta de ahorro a tu medida. Este documento establece un precio fijo para cada uno de los períodos del día que instaura la discriminación horaria (valle, punta y llano), que se mantiene invariable durante la vigencia del contrato.

En este caso, como cliente, el riesgo que asumes es mínimo. Si por cualquier motivo, el mercado eléctrico experimentara un incremento inesperado en el precio de la energía, es la comercializadora quien debería asumir la diferencia entre el precio del mercado y el descrito en tu contrato.

Con una tarifa fija, disfrutas de un precio muy competitivo en todas las franjas horarias. Esta opción tarifaria es recomendable si tu negocio es una pyme con un consumo moderado y relativamente constante, sin grandes picos.

Por su parte, los contratos a precio indexado son variables. El kWh se paga al precio que marca el mercado mayorista en el momento de consumo, por lo que, a diferencia de los contratos a precio fijo, es el cliente quien se expone a las fluctuaciones del pool eléctrico.

Este tipo de contrato es muy interesante para grandes consumidores que puedan trasladar su actividad a las horas y/o meses en los que el precio de la electricidad es menor. Además, al ser un precio vinculado al mercado, los costes de gestión son mínimos.

Asimismo, al tener un periodo de permanencia muy reducido (3 meses), siempre puedes hacer una prueba y comparar resultados. Y recuerda que el equipo de asesores personales de Aura Energía te orientará en todo momento y te ayudará a optimizar tu consumo.

Si tienes dudas, o si te quieres asegurar de que has contratado los parámetros adecuados para reducir al máximo tu factura, no dudes en contactar con nosotros en info@aura-energia.com o llamando al 93 118 06 00.

logo-footer

Estamos conectados: