Un hombre se desgasta los gastos de luz

¿Cómo afectarán al bolsillo de los autónomos las nuevas medidas aprobadas por el Congreso? En el mes de julio, el Gobierno anunciaba la actualización de la normativa de la Ley de trabajadores autónomos.

Uno de los principales puntos legislativos, en sintonía con los derechos de conciliación laboral, es que mejoran las relaciones entre este colectivo y la comercializadora de luz contratada en su hogar.   

El nuevo derecho de los autónomos a deducirse la luz, el agua o Internet del IRPF

La nueva Ley de Autónomos defiende que el trabajador tendrá el derecho a desgravar suministros como la factura de la luz, el agua o Internet en su Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En este sentido, establecer una regla objetiva para que el profesional que trabaje desde casa pueda deducir este tipo de facturas, creará un entorno propicio a que las comercializadoras de luz mejoren sus servicios y tarifas ofertados.

Explicación de la nueva ley de autónomos

Cómo calcular el porcentaje de deducción de suministros con la nueva Ley de Autónomos

La desgravación variará en función de la situación del trabajador. Así se dictaminó gracias a una resolución vinculante del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) con la Agencia Tributaria.

La nueva Ley de Autónomos establece que el cálculo de desgravación será fruto “del resultado de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad, respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior”

Así, en el caso hipotético de que un trabajador del sector informático tuviera una vivienda de 100 metros cuadrados, de los cuales 30 ejercieran la función de oficina o taller, podría desgravarse el 30% de tal proporción. Es decir, el 9% de su factura con la comercializadora de luz.

Por lo que, en la mayoría de casos, la deducción de los suministros del autónomo que utiliza su vivienda habitual como lugar de trabajo, acostumbrará a ser inferior al 10%.

El papel de la comercializadora de luz y sus tarifas de luz hogar

Hasta el momento, Hacienda solo contemplaba el derecho del autónomo a desgravar gastos relacionados con la titularidad de su vivienda, así como la hipoteca, el IBI o la tasa de basuras.

Esta ambigüedad, dada por la dificultad de determinar con precisión la parte del hogar en la cual, el trabajador autónomo, realizaba tareas con fines económicos, será agua pasada.

Tras un periodo de intensas negociaciones, estas medidas estrechan prometedores vínculos de consumo entre comercializadoras de luz y trabajadores que realicen su actividad profesional desde casa. Y es que existen tarifas de hogar creadas para optimizar el ahorro en la factura energética en función de las características de consumo de cada familia.

¿Quieres saber cuánto te puedes ahorrar con Aura Energía? ¡Calcúlalo con nuestro simulador gratuito!

logo-footer

Estamos conectados: