aislar una casa con insuflado de lana de roca

El insuflado de lana de roca es un aislante térmico que se utiliza para mejorar la eficiencia energética de las viviendas. Evitar pérdidas de calor nos ayuda a reducir el consumo eléctrico y, como consecuencia, la factura de la luz.

Un ahorro de energía que, combinado con una tarifa luz hogar ajustada a nuestras necesidades, aumentará la eficiencia energética sin necesidad de realizar pesadas y molestas obras en nuestro edificio.

Insuflado de lana de roca contra el cambio climático

Instalar insuflado de lana de roca es una de las opciones más eficientes y efectivas para mejorar el aislamiento de las paredes de nuestro hogar. Lo mejor de todo es que es muy fácil de instalar y no requiere invertir en grandes obras que cumplan con la normativa vigente.

La directiva Europea 2010/31/UE, creada para regular la eficiencia energética en los edificios, dictamina que en 2020 el consumo energético de los edificios de nueva construcción no debería producir ninguna emisión CO2 a la atmósfera.

En España, las propiedades deberán disponer del certificado energético según dicta el Real Decreto 47/2007. Un certificado que, por ejemplo, podemos conseguir a través del aislamiento con insuflado de lana de roca. (en este artículo encontrarás todos los pasos para conseguir el certificado energético).

Para poder optimizar la eficiencia energética en los edificios y viviendas necesitamos contar con materiales de calidad y tarifas luz hogar que miren por el ahorro del consumidor. Se trata de conseguir un confort climático en el interior de nuestro hogar, que cumpla con la normativa y cuide nuestra salud y bienestar.

Cómo aislar una casa con insuflado de lana de roca

Mejorar la capacidad aislante de nuestro hogar solo trae beneficios. Para nosotros y para el planeta. Algo que el insuflado de lana de roca hace posible gracias a su baja conductividad térmica.

Su instalación es sencilla. Solo necesitamos realizar pequeños agujeros en la pared desde el interior de la vivienda, que posteriormente serán rellenados con este material aislante. Un detalle que minimizará los costes del trabajo, ya que cualquier obra que se realice desde la fachada exterior siempre será mucho más compleja y costosa.

El insuflado de lana de roca es la solución más rápida, limpia y sencilla para conseguir un hogar eficiente. Asimismo, controlar el consumo de los aparatos de nuestra casa (como el televisor, la calefacción, el aire acondicionado…) nos ayudará a optimizar aún más nuestras próximas facturas eléctricas.

¿Te pasas al ahorro energético? ¡Descubre nuestras tarifas!

logo-footer

Estamos conectados: