Expectativas sobre las tarifas de luz industria

Acertar en el momento de escoger las tarifas de luz para industria es fundamental para poder llevar a cabo un consumo energético eficiente, responsable y basado en el ahorro. Es por ello, que los empresarios industriales deben tener en cuenta cuál es el combustible energético de consumo más óptimo para alimentar sus procesos productivos, según la maquinaria y la magnitud de la actividad llevada a cabo. Ya que además, por otro lado, cada uno de ellos tendrá una u otra repercusión medioambiental.

La electricidad (seguida por el gas y los productos petrolíferos), se sitúa en torno a la mitad del total del consumo energético realizado por las empresas industriales. En este marco, valorar las opciones relativas a las tarifas de luz industria que ofrecen las distintas comercializadoras, nos ayudará a escoger aquella que mejor se adapte a la estructura, ritmo y volumen de nuestra actividad empresarial.

Contexto actual del consumo eléctrico en los países desarrollados

El porcentaje más importante de energía consumida en los países desarrollados se destina al transporte y la actividad industrial (siendo el transporte, el que más expectativas de crecimiento genera). De modo que el uso de electricidad y el consumo desmesurado de KWh, sigue siendo prioritario en las distintas ramas industriales.

En relación a las empresas del sector industrial en cuestión, encontramos que el funcionamiento de una cada vez más potente y eficaz maquinaria, el constante transporte de mercancías y personas o la variable producción de calor y de refrigerado, son algunas de las rutinas más habituales que se llevan a cabo en el seno de cualquier compañía propia del ámbito industrial.

Asimismo, los últimos datos sobre los consumos energéticos de la industria Española en particular, nos muestran como es el sector de la metalurgia quien se sitúa al frente de la producción que genera un mayor gasto energético en el país, seguido, eso sí, de la alimentación, la química y la farmacéutica.

Eficiencia energética en la industria española

Lo cierto es que la evolución de las necesidades de consumo industrial se encuentra ligada al crecimiento empresarial, cuyo rendimiento energético será en consecuencia, cada vez mayor. Y es que del mismo modo que la factura de la luz varía según los hábitos de los clientes domésticos, las tarifas de luz para industria se adaptan a los nuevos cambios de producción y demanda ligados a la evolución empresarial.

Es en este marco, que la industria española se ha mostrado predispuesta a llevar a cabo distintos planes de ahorro y eficiencia. Se estima que revisando la tarifa de luz para industria contratada y optando por una tecnología que apueste por mejoras en los procesos industriales basados: en la eficiencia de la iluminación, uso responsable de la climatización y utilización de maquinaria nueva; las empresas podrían ahorrar hasta el 50% del consumo energético actual.

logo-footer

Estamos conectados: