Cómo funciona la subasta eléctrica en España

En muchas ocasiones oímos hablar del mercado eléctrico, lugar donde se subasta la energía eléctrica y se determina su precio en función de la demanda. Pero, ¿cómo funciona realmente este mercado? Y, ¿cómo afecta al precio de la energía eléctrica?

La explicación es algo más compleja de lo que se pueda pensar. Por eso, trataremos de arrojar un poco de luz en un asunto que nos afecta a todos. Y es que, si conocemos cómo se subasta la energía eléctrica, podremos escoger mejor a la hora de elegir nuestra tarifa de la luz.

Contexto del mercado eléctrico en España

El mercado eléctrico español se encuentra liberalizado. Lo que significa que los precios no están regulados por el gobierno y todo está expuesto a una subasta. En este sentido, las empresas generadoras de electricidad tienen dos opciones a la hora de vender esa energía producida. O bien venderla de forma directa a las comercializadoras de luz como Aura Energía – con lo que se consiguen precios más competitivos en comparación con otras empresas, ya que no hay intermediarios de por medio –, o bien subastar esa electricidad en el pool eléctrico.

En la segunda opción es donde radica la duda de la mayoría de la población. La razón es que la subasta que determina el precio de la energía eléctrica no sigue un patrón lógico de oferta-demanda. Lo explicamos a continuación:

  • Las empresas generadoras de luz ofrecen toda su electricidad en el mercado a un precio determinado, teniendo en cuenta la demanda estimada que se producirá al día siguiente.
  • Las comercializadoras de luz que deciden comprar la electricidad en el pool eléctrico deben solicitar una cantidad determinada de energía para poder cubrir la demanda estimada por horas que se producirá al día siguiente.
  • La OMIE, que se encarga de organizar el mercado eléctrico, escoge las ofertas/precios de todas las empresas generadoras de luz más baratas, y se encarga de cubrir toda la demanda que hayan realizado las comercializadoras.
  • Como la OMIE escoge las ofertas de más barata a más cara hasta que cubre la demanda de las comercializadoras, y todas las empresas generadoras deben cobrar lo mismo por el precio de la luz, aparece la primera paradoja. Al final, el precio de la energía eléctrica es el de la última oferta de las empresas generadoras de luz con las que se haya cubierto la demanda de las comercializadoras. Es decir, la oferta más cara es la que acaba estableciéndose como precio a pagar por la electricidad.
  • Con lo cual, la previsión de consumo acaba determinando de forma directa el precio de la luz.

El mercado de la electricidad en España no es justo y no responde a las leyes de la economía. Por eso, es mejor optar por contratar la luz en comercializadoras eléctricas que compren la electricidad sin intermediarios, como Aura Energía. De esa forma, el precio de la energía eléctrica es mucho más competitivo y se pueden ofrecer tarifas de luz mucho más asequibles, tanto para los grandes consumidores como para los domésticos. Para más información sobre cómo funciona el mercado eléctrico en España, no dudes en consultar nuestro blog.

logo-footer

Estamos conectados: