Consejos para ahorrar luz al cambiar la tarifa de la luz

El camino hacia la mejora energética en España

Después de diez años de subidas consecutivas sobre el precio de la energía eléctrica en el país, la tendencia sobre el consumo de energía muestra indicios de cambio. O al menos, esto es lo que se refleja en los últimos balances energéticos llevados a cabo en España, con respecto al año pasado. Aún y así, parece ser que la gran mayoría de los consumidores siguen sin conocer todas las opciones que ofrecen cada una de las distintas comercializadoras de la luz, en cuanto a márgenes de precios energéticos se refiere, o a la posibilidad de cambiar la tarifa de la luz o establecer pautas de optimización del consumo.

Lo cierto es que el continuo aumento del precio de la luz que hemos asumido hasta el momento, solo ha perjudicado, más aún, al bolsillo del consumidor. El término pobreza energética ha sido uno de los más escuchados, y en esta línea, la información sobre consejos para ahorrar luz no ha ayudado solamente a sobrellevar la situación al consumidor doméstico, sino que muchas PYMES y grandes industrias, también hayan tenido que buscar alternativas por su cuenta para poder reducir su consumo y facturación energética.

Esfuerzos regulatorios dirigidos a cambiar la tarifa de la luz

Siempre os recordamos que ahorrar en la factura de la luz es posible. Y aún más, ahora que el contexto económico empieza a recuperarse. En efecto, el cambio de tendencia del consumo energético se encuentra dirigido por una notable mejoría económica de la producción nacional y la implantación por parte del Gobierno de la reforma energética. Unas circunstancias que han construido el escenario idóneo para que, en el año 2014, España alcanzará una situación de superávit.

La aprobación del Real Decreto de medidas urgentes para reducir la carga tributaria y el Real Decreto de autoconsumo han hecho que las empresas del sector eléctrico se vayan adaptando a un nuevo contexto de consumo energético, en cuanto a los problemas del déficit tarifario o los peajes de acceso se refiere. Y es que en 2015, el precio de la luz bajó hasta un 2% para el consumidor final y hasta un 40% en los precios unitarios de los pagos por capacidad.

Por otro lado, la apuesta por cambiar la tarifa de la luz e instalar los contadores inteligentes y el nuevo mecanismo de facturación eléctrica horaria, abren un nuevo horizonte en la relación entre comercializadora y consumidor. Visto como uno de los principales consejos para ahorrar luz por determinados clientes, esta opción permite al cliente adaptar el consumo de la luz diario a un recibo de la luz final regido por el precio real del mercado mayorista.

Perspectivas de evolución del sector eléctrico

El nuevo rumbo del sector eléctrico se dirige hacia una garantía energética sostenible, más económica y responsable. Esto será posible gracias a la implantación de una nueva normativa e incentivos sobre el control de los efectos residuales asociados al transporte de energías, y la reducción de los sobrecostes asociados al autoconsumo y las energías renovables.

Asimismo, hasta que las comercializadoras no dispongan de más herramientas para poder reducir el precio asociado al consumo de energías renovables y situarlo en el precio de las tarifas más baratas de la luz, seguiremos estando muy alejados del modelo de vida y consumo responsable sostenible, que ya siguen muchos de nuestros vecinos europeos referentes en esta materia.

logo-footer

Estamos conectados: