Dar de alta un nuevo suministro: primeros pasos