Cómo hacer una auditoría energética

auditoria energetica para empresas

Cómo hacer una auditoría energética

Para saber cómo hacer una auditoria energética eficiente debemos tener muy claro cuál es nuestro objetivo. Una auditoría energética es un estudio de consumos y costes enfocado a optimizar la gestión energética de una instalación. Ya sea un hogar, una nave o una oficina. Descubre cómo hacer una Auditoría Energética tú mismo con estos sencillos pasos.

Qué es una auditoría energética

Una auditoría energética es un proceso que se lleva a cabo para analizar los costes energéticos de una instalación. El objetivo de este estudio es reducir los costes sin perder el confort climático, detallando la situación actual y localizando puntos de mejora.

Parece sencillo, pero, ¿cómo hacer una auditoría energética? Si bien una auditoría energética podría llevarse a cabo por cualquier persona con conocimientos del sector, siempre es recomendable contratar los servicios profesionales de una comercializadora eléctrica, como Aura Energía.

La experiencia de un experto siempre representa un valor añadido. Además de que puede ahorrar grandes costes en el futuro localizando dónde está el mayor consumo de energía.

Cómo hacer una auditoría energética en dos pasos

Una auditoría siempre se realiza en busca de mejoras. Se trata de un análisis que, además de ayudarnos a optimizar el consumo, acelera la eficiencia energética en edificios. Estos son los dos pasos necesarios para rellenar el documento:

  1. Analizar el estado y detallar los datos de consumo: para calcular el coste energético óptimo necesitamos llevar a cabo un reconocimiento del edificio, y su estado. En este punto, incluimos una descripción con fotografías del emplazamiento. Incluyendo las especificaciones técnicas de todas las instalaciones y las pautas de consumo diarias. Desde el aire acondicionado a la calefacción o la iluminación. De este modo se creará una tabla con un histórico de consumo y costes asociado a cada suministro.
  2. Realizar una propuesta de mejora: una vez realizado el análisis, un profesional podrá calcular el ahorro energético y sacar conclusiones para poder sumarnos a la eficiencia energética. En este punto encontramos propuestas como nuevas pautas de consumo y arreglos de posibles fugas detectadas. Nuevas medidas energéticas con el objetivo de disminuir el coste y ajustarlo a nuestras necesidades reales.

Cuanto más completo sea el estudio, más posibilidades habrá de proponer medidas de ahorro reales y alcanzables. Porque estos datos, además de generar valor y convertirnos en una empresa sostenible, supondrá un ahorro de costes mucho más superior a lo esperado.

¿Sabías que el ahorro posterior a una auditoría energética puede llegar al 50%?

¡Infórmate sin compromiso!

auditoria energetica para empresas