Ahorro energético para el pequeño comercio: trucos y consejos

pequeño comercio ferreteria ahorro energético

Ahorro energético para el pequeño comercio: trucos y consejos

El pequeño comercio representa una parte importante del sector comercial en España. Y de las facturas de la luz asociadas a las tarifas empresa de Aura Energía. El 50% de los gastos energéticos de estos pequeños establecimientos se destinan a la iluminación. El 35% a la climatización y el resto a otros factores que influyen en su actividad.

Como se puede observar, se destina anualmente una inversión considerable a los gastos asociados al contrato de la luz. Por esta razón, es importante contratar una tarifa luz empresa adaptada a cada tipo de negocio. Facturaciones a medida para el ahorro energético, que ofrecen empresas de luz especializadas en el sector empresarial como Aura Energía.

 

Cómo iluminar el pequeño comercio

La luz es un aspecto esencial que influye directamente en la venta de un producto. Desde el tipo de iluminación de una tienda, hasta la eficiencia energética de un bar. Por ello, es importante adecuar tanto las luminarias como la climatización para poder crear una sensación de confort y un ambiente óptimo para el cliente. Y el consumo de nuestro producto.

En la zona de ventas, la iluminación debe dirigirse a la exposición del producto y la atención del cliente. Tanto es así, que en esta área, el consumo de kWh en lámparas representa el 76% del precio de la factura de la luz del establecimiento dirigido al pequeño comercio.

 

5 Trucos para ahorrar luz en el pequeño comercio

El continuado aumento del precio de la luz, así como la necesidad de reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, obliga a las empresas de luz a tomar ciertas medidas para adaptar la demanda energética.

Por un lado, la liberalización del sector energético ha permitido a las comercializadoras eléctricas ofrecer tarifas luz empresa adaptadas a cada negocio. Además, el consumidor puede ahorrar luz en un establecimiento siempre que tenga en cuenta esta serie de consejos:

  1. Auditar la instalación eléctrica del establecimiento: revisar la potencia contratada y verifica si se adapta a las necesidades reales del comercio es solo el primer paso. Antes debemos comprobar que toda la instalación eléctrica se encuentra en un estado óptimo para permitir el ahorro de luz.
  2. Sustituir el alumbrado por uno más eficiente: utilizar luz LED de buena calidad y de pocos encendidos, ofrece una eficiencia energética mayor que el alumbrado tradicional.
  3. Instalar un sistema de luz regulado: nos proporciona un nivel de iluminación adecuado y durante el tiempo necesario. Evitando un gasto innecesario en zonas poco transitadas.
  4. Contratar un plan de mantenimiento y limpieza: una limpieza periódica de lámparas y luminarias implica un mejor uso de la instalación de alumbrado. Lo cual nos ayudará a prevenir el deterioro de la instalación.
  5. Aislar térmicamente la infraestructura: aislar fachadas, ventanas y suelos del local, evitará fomentar pérdidas y/o ganancias de calor en invierno y verano respectivamente.

Pásate a la eficiencia y empieza a ahorrar en tus próximos recibos de la luz. Si necesitas ajustar la factura energética de tu empresa a las necesidades reales de tu negocio, ¡contacta con nosotros!