Tarifas luz

Tarifa por horas

Ante gran expectación, la llamada tarifa por horas entró en vigor el pasado 1 de octubre de 2015. La noticia ha dado mucho que hablar y, en muchos casos, se ha planteado como una alternativa más justa y beneficiosa para los consumidores, que en apariencia disponen de mayor libertad e información para reducir el importe de su factura de luz.
No obstante, en Aura Energía hemos decidido no implementar esta tarifa. Antes de revisar los motivos que nos han empujado a tomar esta meditada decisión, repasaremos las características principales de esta nueva modalidad tarifaria.

La tarifa de luz por horas se basa en la demanda energética de cada momento. Es decir, en las horas de mayor consumo, el precio de la energía sube, y cuando hay menos demanda, baja. En cierto modo, se trata de una versión más ajustada de las ya existentes tarifas con discriminación horaria, pero en vez de dividir el día en dos o tres franjas tarifarias (en función de la tensión contratada), el precio de consumo varía cada hora.

El organismo encargado de marcar el precio de la luz es el mercado mayorista o pool eléctrico. Cada día, a partir de las 20:15 horas, en la página web de Red Eléctrica de España se publican los precios de la luz para cada hora del día siguiente.

¿Por qué en Aura no ofrecemos la tarifa por horas?

La respuesta es sencilla: porque creemos que existen otras formas más eficientes y sencillas de reducir tu factura de la luz.

En primer lugar, ten en cuenta que el coste de la energía sólo representa alrededor del 40% del total de tu factura. El 60% restante lo determinan los impuestos (25%) y otros cargos regulados por el BOE (35%), entre los que se encuentra el término de potencia (que comentaremos más adelante). Recuerda que las comercializadoras no tenemos ningún poder de decisión sobre estos costes regulados y que en Aura Energía no aplicamos ningún peaje sobre ellos, únicamente los recaudamos a través de los recibos y los entregamos de forma íntegra a las distribuidoras.

Por otra parte, si un día no hace sol, o el viento no sopla suficientemente fuerte, la producción de energía procedente de renovables será menor y, en consecuencia, el precio de la luz escalará de forma considerable. En cierto modo, esta dependencia convierte a la tarifa por horas en un sistema variable e inestable, que impide prever cuánto se va a gastar cada mes. Nuestras tarifas ofrecen precios competitivos siempre, con independencia de la climatología u otros factores que puedan afectar a los procesos de generación.

Sin duda, el sistema más eficaz para ahorrar es ajustar la potencia que tienes contratada a tus necesidades energéticas. Aunque la tarifa por horas es un paso en la buena dirección para incrementar la transparencia del sector, tener que consultar constantemente cuánto va a costar calentar un plato en el microondas, utilizar el ordenador o poner una lavadora no es un sistema viable, especialmente para los consumidores con tarifas de baja tensión (2.0A, 2.1 y 3.0).

Además, tanto los usuarios domésticos, las pymes o las grandes empresas que quieran sacar el máximo partido a las oscilaciones que la demanda provoca en el precio de la luz, una opción muy interesante es contratar una tarifa con discriminación horaria. Esta modalidad divide el día en franjas horarias amplias y fáciles de controlar, con unos precios fijos, y con las que es más sencillo programar tareas y modificar algunos hábitos de consumo para conseguir el máximo ahorro.

Si quieres más información o asesoramiento sobre cómo reducir tu factura de la luz, no dudes en contactar con Aura Energía. Y si quieres comprobar –sin ningún compromiso– cuánto te ahorrarías cada mes siendo cliente de Aura Energía, consulta nuestro simulador de tarifas gratuito.

logo-footer

Estamos conectados: