conexiones de una smart City del futuro y empresas de luz

En un mundo cada vez más concienciado con la sostenibilidad, va ganando popularidad el concepto de “Smart City”. Este apelativo hace referencia a un modelo de ciudad basado en el uso de energías limpias y la optimización de los recursos energéticos.

Pero en este desafío no solo están implicados los actores políticos y los ciudadanos: las empresas de luz también juegan un rol imprescindible.

Porque ofrecer electricidad limpia, favoreciendo el ahorro energético en empresas y particulares, es el primer paso para avanzar. ¿Serán capaces las empresas de luz de asumir esta responsabilidad?

¿Qué es una Smart City?

La carrera para obtener el título que convierte a una ciudad en Smart City no es tan sencilla como puede parecer. Existen una serie de requisitos fundamentales que hay que cumplir:

  1. Transporte público y particular eléctrico: los autobuses urbanos y otros vehículos deberán poseer motor eléctrico, o al menos híbrido. Asimismo, una Smart City debe facilitar a los usuarios estaciones eléctricas distribuidas por la ciudad para que los ciudadanos puedan recargar sus coches particulares.
  2. Las energías renovables deberán estar integradas en la red eléctrica: en una ciudad inteligente, los paneles solares y los aerogeneradores deben convertirse en una parte común, tanto del mobiliario urbano como de las empresas de luz.
  3. Edificios sostenibles: será elemental contar con los certificados energéticos en los edificios públicos. Renovar y construir edificios que ayuden a las empresas de luz a avanzar por el camino de la eficiencia energética es otro de los puntos a cumplir. Por ello, se diseñó ya hace algún tiempo la normativa LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental).
  4. Los contadores eléctricos deben funcionar dentro de una red inteligente: para que los contadores inteligentes cumplan bien su función, deben tener activada la función de telegestión. Solo de esta forma las lecturas se podrán enviar a tiempo real a las distribuidoras y comercializadoras.

La aportación de las empresas de luz pasa por ofrecer servicios de asesoramiento energético. El objetivo es que empresas y particulares acierten con la potencia eléctrica al contratar luz.

La generación eléctrica distribuida: cómo afectaría a las empresas de luz

En la actualidad existen diversos sistemas de generación de energía. Y uno de ellos (y seguramente el más novedoso), es la generación eléctrica distribuida. Este se caracteriza por generar energía limpia en plantas energéticas situadas cerca de los lugares donde va a ser consumida.

De esta forma, se pretende ahorrar en electricidad, ya que se eliminarían los costes de distribución y transporte del precio de la luz final. Y no solo eso, sino que este sistema, al estar al lado de los lugares donde se va a consumir la electricidad, contribuiría a perfeccionar la calidad del suministro.

Asimismo, la idea es que estas plantas de generación de energía se conecten con las redes eléctricas inteligentes, y realicen un trabajo conjunto. Esta sinergia permitirá:

  1. Informar a los empresarios y particulares de los aparatos que más luz consumen, para optimizar energía y sus tarifas de luz para empresas.
  2. Indicar a las centrales las necesidades de consumo que la red inteligente detecta. Y así, incrementar o reducir la producción energética según convenga.

Las empresas de luz juegan un rol importante en la transición hacia un cambio de modelo energético, basado en la sostenibilidad. Aura Energía ya ha aceptado el reto para construir un mundo más sostenible. Y tú, ¿te unes?

¡Contacta con nosotros!

logo-footer

Estamos conectados: