En alguna ocasión, en el blog hemos revisado cómo la potencia eléctrica contratada afecta de forma directa y constante al total de tu factura de la luz. Si has contratado más de la que necesitas, estás pagando de más; y si has contratado una potencia insuficiente, es probable que sufras apagones con frecuencia.

¿Cómo calcular la potencia que necesito?

Para ayudarte, te presentamos un sencillo sistema de cálculo. En la siguiente tabla encontrarás un listado de electrodomésticos y los kW –las unidades con las que se mide la potencia– que necesitan para funcionar. Ten en cuenta que los valores que aparecen en la tabla son una aproximación al promedio de kW que cada familia de aparatos precisa. Para obtener resultados más ajustados, es conveniente que revises tus electrodomésticos y compruebes cuánta potencia consumen.

El funcionamiento es muy sencillo. Solo tienes que comprobar qué electrodomésticos tienes en casa y sumar la potencia pertinente para cada uno de ellos. En caso de tener un electrodoméstico “repetido” o “triplicado”, deberás multiplicar los kW indicados por dos o tres, respectivamente. Por ejemplo, si tienes dos televisores, debes calcular: 0,30 kW * 2 = 0,6 kW.

ELECTRODOMÉSTICO POTENCIA (aprox.)
Aire acondicionado
1,50 kW
Calefacción 1,75 kW
Frigorífico 0,50 kW
Horno 1,60 kW
Lavadora
2,00 kW
Lavavajillas 2,00 kW
Microondas 1,25 kW
Ordenador 0,50 kW
Secadora 5,00 kW
Televisor 0,30 kW
coffee-makerTermo eléctrico 4,50 kW
Vitrocerámica 2,00 kW

¿Lo tienes? Bien, ahora súmale 1 kW extra para la iluminación y otros pequeños aparatos (cargadores, secador, tostadora, etc.). Para terminar, y dado que no todos los electrodomésticos funcionarán a la vez, debes dividir el total entre 3. El valor obtenido es una aproximación a la potencia que deberías tener contratada.

A día de hoy, la normativa energética establece las siguientes potencias normalizadas:

1,15 kW 2,3 kW 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW 9,2 kW 10,35 kW 11,50 kW 14,49 kW

Para evitar apagones, te convendría escoger la potencia que sea inmediatamente superior a tu resultado. Por ejemplo, si has obtenido 3,2 kW, deberías optar por una potencia de 3,45 kW.

Aunque este mecanismo puede servir para orientarte sobre qué potencia contratar en el hogar, si quieres asegurarte de que has tomado la decisión correcta, lo mejor es solicitar asesoramiento energético profesionalAntes de la formalización de un contrato, los expertos de Aura Energía analizan factores como el estado de la instalación, las necesidades del abonado o los metros cuadrados del espacio, y proponen la potencia más idónea para cada caso.

Asimismo, y para que nuestros clientes puedan visualizar con comodidad si la potencia que tienen contratada se ajusta realmente a sus hábitos de consumo, hemos incorporado el maxímetro en nuestras facturas. Esta sección informa de cuál ha sido la potencia máxima que se ha necesitado a lo largo del período que comprende el recibo.

¿Y en la empresa? Si quieres optimizar al máximo los recursos de tu compañía, ¡llámanos al 93 118 06 00 y te explicaremos sin compromiso cómo contratar la potencia que necesitas!

logo-footer

Estamos conectados: