Energía Renovable

Información: energía renovable

Las energías renovables son aquellas que se obtienen a partir de recursos naturales ilimitados o con una gran capacidad de regeneración. Su principal ventaja es que no emiten gases de efecto invernadero, por lo que su impacto ambiental es mínimo –o incluso nulo–, y contribuyen a frenar el calentamiento global.

Al mismo tiempo, la producción de renovables ofrece grandes beneficios a nivel social y económico: fomenta la innovación y el desarrollo tecnológico, reduce la dependencia energética de los países sin reservas de combustibles fósiles (como gas o petróleo) y estimula la creación de empleo.

Sin embargo, y a pesar de su gran potencial, las energías renovables todavía deben superar algunos obstáculos para consolidarse como alternativa viable a los combustibles fósiles contaminantes. ¿Su principal hándicap? La intermitencia.

Al proceder de fuentes energéticas variables, como el viento o el número de horas de sol, la energía renovable no puede garantizar un suministro continuado en los momentos de mayor consumo, por lo que –por el momento– debe complementarse con electricidad generada en centrales nucleares o de combustibles fósiles.

Asimismo, y aunque en términos generales los costes de producir energía renovable son inferiores a los de la generación mediante combustibles fósiles, los productores de renovables deben efectuar una inversión inicial considerable y saber cómo actuar en el mercado eléctrico mayorista.

Tipos de energías renovables

En la actualidad, las principales energías renovables son:

– Solar. Los paneles solares permiten aprovechar la radiación que emite el sol y transformarla en calor (energía fototérmica) y electricidad (energía fotovoltaica).
– Eólica. Las corrientes de aire producen energía cinética, que puede transformarse en electricidad con aerogeneradores o molinos de viento.
– Hidráulica. Esta energía se obtiene al aprovechar con turbinas la energía cinética que producen las corrientes del agua.
– Mareomotriz. Los movimientos de grandes masas de agua, como la marea o el oleaje, generan energía que puede convertirse en electricidad con un alternador.
– Geotérmica. Esta energía consiste en aprovechar el calor almacenado bajo la superficie terrestre mediante técnicas como la perforación y el bombeo.
– De la biomasa. Se obtiene a partir de compuestos orgánicos, ya sea por combustión directa o transformándolos en otros combustibles, como alcohol, aceite o metanol.

Aunque no puede considerarse una energía renovable en sí misma, es importante mencionar la cogeneración. Esta técnica de alta eficiencia aprovecha la energía que genera un combustible para producir calor y electricidad de forma simultánea.

Defender los intereses de los productores en el mercado eléctrico

El eléctrico es un mercado volátil y, a menudo, los productores de energía renovable no cuentan con el tiempo o la experiencia necesarios para acudir al pool eléctrico y obtener una buena rentabilidad en la venta de su energía.

Para dar respuesta a las necesidades de estas empresas e impulsar el crecimiento del sector, Aura Energía puede actuar como representante de los productores de energía renovable en el mercado eléctrico.

Con este servicio, los expertos de Aura Energía ofrecen asesoramiento y orientación en la gestión a los productores, así como diversas soluciones a medida que les permiten afianzar su posición en el mercado y obtener la mayor rentabilidad con el menor riesgo.

Entre éstas, destaca la posibilidad de realizar un contrato bilateral para la venta de energía, con el que se establece un precio fijo por cada MWh producido. De este modo, los productores se aseguran de vender su energía a un buen precio, con independencia de las fluctuaciones propias del mercado.

Aura Energía comercializa luz proveniente de fuentes renovables y representa a productores de energía solar, hidráulica, eólica y cogeneración.
¿Eres productor? Contacta con nosotros y te explicaremos qué podemos hacer por ti.

logo-footer

Estamos conectados: