infografia sistema de climatizacion de geotermia

Las constantes subidas del precio de la luz y los evidentes efectos del cambio climático preocupan, cada vez más, a todos los consumidores. Es por ello que empiezan a despuntar en las inversiones del sector energético otro tipo de fuentes alternativas a los combustibles fósiles. Como la geotermia.

Se trata de una energía renovable que, además de frenar el efecto invernadero reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera, es inagotable. Lo cual permite una mayor capacidad para abastecer de energía limpia a aquellos hogares, locales e industrias que opten por la instalación de un sistema de climatización alternativo, más eficiente y responsable con el medio ambiente.

¿Qué es la geotermia?

La energía geotérmica se obtiene a partir de la explotación del calor que se crea bajo la superficie de la tierra. El almacenamiento de la alta temperatura natural, procedente del interior del subsuelo, permite crear sistemas de climatización eficientes los 365 días del año. Incluso cuando se dan periodos de heladas, la temperatura interior de la tierra se mantiene estable.

Esto hace de la geotermia una de las fuentes limpias más eficientes en nuestra guía de las energías renovables. Ya que, por otro lado, la instalación de su sistema de climatización produce un impacto medioambiental prácticamente nulo.

¿Cómo funciona la geotermia?

Los intercambiadores de la Bomba de Calor Geotérmica (BCG) trabajan de manera independiente a los cambios de temperatura producidos por las estaciones o los cambios en los niveles de humedad del aire.  

Es decir, permiten abastecer la necesidad de calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración sin ocasionales límites temporales ni costes añadidos. Asimismo, la instalación de sistemas de climatización basados en la geotermia no produce ruidos, requiere un mantenimiento mínimo y promete un retorno de la inversión en un plazo máximo de 8 años.

¿Cómo instalar un sistema de climatización con la geotermia?

Para poder proveer de energía geotérmica una vivienda será necesario instalar a una profundidad de entre 80 y 130 metros unos pozos de intercambio de temperatura. La Bomba de Calor Geotérmica será la encargada de extraer el calor del subsuelo para conducirlo hasta el interior de la vivienda a través de un sistema de refrigeración.

Su consumo energético es tan bajo que, comparado con los sistemas de explotación fósil, se puede ahorrar hasta un 75% de energía. Además, contratando los servicios con una empresa de luz que suministre únicamente energía renovable, como Aura Energía, empezarás a disfrutar del ahorro sin necesidad de invertir en la instalación.

¡Contacta con nosotros sin compromiso!

logo-footer

Estamos conectados: