Qué relación existe entre reducir la factura de la luz para empresas y el final del bloqueo al crédito bancario

Abaratar los costes de la empresa es el hándicap que persigue a los directivos de todo el país. Sobre todo, ahora que los estragos de la crisis empiezan a menguar y parece establecerse el escenario para la recuperación económica. Y es que la inestabilidad que regía la actividad de la banca que limitaba el crecimiento de PYMES españolas ha llegado a un nuevo punto de inflexión. Si a los problemas de financiación bancaria, le sumamos el precio del crédito y el aumento del coste energético de la última década debido al déficit tarifario, encontramos que reducir la factura de la luz en empresas es solo, el primer paso, en las múltiples medidas tomadas por los directivos para atraer los beneficios de esta recuperación.

Recuperación bancaria y préstamos para empresas

Si bien las fuentes de ingresos de los bancos han disminuido debido a la bajada del interés de los créditos, parece percibirse el final del bloqueo al crédito bancario en España debido a que los bancos otorgan un mayor número de créditos para empresas y hogares para poder mantener el nivel de ingresos percibidos en los últimos años. Y es que, la paulatina recuperación de las entidades en liquidez para ofrecer créditos ha facilitado que las cifras del crédito bancario a los sectores no financieros vuelvan a situarse en tasas positivas. Así, después de un largo periodo de marcados descensos, todo apunta a que el crédito a las empresas volverá a crecer de cara al próximo trimestre debido a:

  • Mejoras en la estructura financiera: la implantación de nuevas tecnologías digitales fomenta la rentabilidad en la actividad bancaria, ya que estos procesos optimizan el gasto a la vez que hacen de la entidad una compañía más eficiente.
  • Fusiones y adquisiciones entre compañías y sucursales: la banca ha optado por reducir costes disminuyendo la red de cajeros y sucursales a la vez que llevaba a cabo nuevos EREs en cada nueva adquisición. Lo que supone acabar con alrededor de 15.000 puestos de trabajo más hasta 2019.
  • Oferta de productos adicionales: dado que el número de créditos e ingresos bajaba considerablemente y dejaba de ser rentable, las entidades financieras han vinculado a los clientes con la compra y contratación de otros productos adicionales como tarjetas o seguros.

Optimizar la estructura de costos como ahorrar energía

Hasta el momento, la evolución del crédito bancario para empresas y PYMES españolas contaba con un tipo de interés que limitaba el desarrollo empresarial además de la falta de liquidez y riesgo asociado a la morosidad. En esta línea, la opción de reducir la factura de la luz en empresas ha supuesto una medida adicional que ha ayudado a optimizar la estructura de costes de muchas compañías, salvaguardando así sus beneficios. Siendo muy ventajoso optimizar la estructura de costos a partir del de la digitalización empresarial, la reducción de gastos de explotación y la reestructuración de las redes comerciales.

A continuación, detallamos algunas de las medidas que han propiciado que la tendencia a la recuperación tome una dirección esperanzadora para la evolución del crédito y con él, las nuevas oportunidades de negocio y crecimiento empresarial:

  • Diferenciar el riesgo de siniestralidad asociado a cada empleado según el peligro de su actividad y recuperar costes asociados a la prevención de riesgos laborales a partir de las ventajas fiscales que los rodean.
  • Sacar partido de las bonificaciones a la hora de contratar a un nuevo empleado, a partir de los  incentivos a la contratación y analizar bien los impuestos para poder optimizar el valor catastral que determina los costes aparentemente tan superfluos, como son las basuras o las plusvalías.
  • Adherirse a la rebaja fiscal fruto de la inversión en proyectos de  I+D+I o invertir en mejoras para el medio ambiente para, además de cuidar nuestro entorno, poder recuperar la inversión a partir del impuesto de sociedades o la reducción del uso del papel en la oficina.
  • Optimizar el inventario y la gestión de stocks para reducir los costes de mensajería, transporte y logística.
  • Reducir la factura de la luz en empresas llevando a cabo una auditoría energética que nos permita detectar las pérdidas de energía.
  • Cambiar a una comercializadora de la luz para conseguir el mejor precio del mercado energético en España.

En definitiva, optar por reducir los costes empresariales es una de las maneras más efectivas de aumentar los beneficios empresariales. Por ello, os recomendamos abaratar la factura de la luz y fomentar, además, la eficiencia energética de la empresa.

logo-footer

Estamos conectados: