El mercado eléctrico en España ha evolucionado durante los años de crisis económica de forma paralela a lo ocurrido en el resto de países de la UE y de EEEUU. Este hecho ha sido objeto de estudio por diferentes expertos en materia eléctrica, que han realizado investigaciones sobre lo ocurrido durante el periodo 2008-2014.

Una de esas investigaciones es la que ha realizado recientemente David Robinson, que en su Análisis de los precios de la electricidad en la UE y EEUU: una perspectiva española, ha extraído una serie de conclusiones sobre la evolución del precio de la luz y cómo ha afectado a la tarifa de luz para empresas y hogares en el ámbito español.

Principales conclusiones del estudio del mercado eléctrico

Las conclusiones que el informe de David Robinson extrae de forma generalizada tras realizar la investigación, son los siguientes:

  1. El precio de la electricidad es más cara en Europa que en EEUU, y además esa diferencia ha aumentado más durante el periodo 2008-2014
  2. La diferencia más pronunciada entre el precio del kwh/hora entre ambas regiones se produjo en 2010. Con un agravante, y es que los consumidores domésticos en la UE vieron aumentada su tarifa de la luz un 34%, mientras que en EEUU solo creció un 18%. En el caso de los consumidores industriales, esta diferencia es menor, ya que mientras el aumento de la tarifa de la luz para empresas en la UE solo creció un 22%, en EEUU lo hizo un 6%
  3. Por lo tanto, los aumentos absolutos de los precios suelen ser mayores para los consumidores residenciales que para las grandes industrias, principalmente en España

Argumentos para defender esas conclusiones: el caso español

Durante el último semestre del año 2014, el precio de la electricidad en España ha experimentado un incremento del 52% desde 2008. Esa cifra, en términos reales, supone que el megavatio/hora haya ascendido a los 81€, el doble que en el resto de países de la UE. España, por lo tanto, se sitúa en el cuarto puesto del ranking de la UE que más ha aumentado el precio de la tarifa de la luz, solo por detrás de Dinamarca, Alemania e Irlanda.

El ritmo de crecimiento del precio ha sido, además, distinto entre las medianas empresas y las grandes corporaciones. Mientras que la tarifa de la luz de las pymes ha aumentado un 9%, la tarifa de la luz para empresas de un tamaño mayor solo lo ha hecho un 7%.

Pero estos datos, que teóricamente benefician a las grandes corporaciones en España, son igualmente negativos si los comparamos con el resto de países de la UE, y sobre todo de EEUU. La razón de este elevado precio de la electricidad en el mercado eléctrico español está directamente relacionada con lo que David Robinson califica en su investigación como “cuña gubernamental”.

Esta cuña – que hace referencia a tasas y peajes eléctricos – supone un 28% del total de la tarifa de la luz para empresas medianas y un 20% para las grandes. Y es que el mercado eléctrico español es muy complejo desde un punto de vista técnico y es necesario comprender su funcionamiento para escoger la opción más adecuada a nuestros intereses.

Las tarifas de luz para empresas

El precio de la tarifa de la luz para empresas depende en gran medida de las tasas que las compañías distribuidoras de electricidad impongan a sus clientes. En el mercado actual existen comercializadoras que ofrecen precios más competitivos gracias a la menor introducción de tasas tras los procesos de subasta energética.

Aura Energía es un ejemplo de esta gestión empresarial eficiente, que se sustenta en una mayor productividad en la administración de los recursos y en una menor participación de agentes intermediarios en el proceso de compra de la electricidad hasta que llega al usuario.

logo-footer

Estamos conectados: