Buenas prácticas para mejorar la eficiencia energética en la industria turística

El consumo de energía eléctrica es consustancial a cualquier industria del mercado. Pero si atendemos a las necesidades específicas del sector servicios, vemos que la utilización de la energía eléctrica es imprescindible para asegurar un confort y una seguridad manifiesta en las actividades turísticas. Así, la tarifa de la luz para la industria turística está profundamente marcada por el gasto en iluminación, en electrodomésticos y en sistemas de calefacción.

Desde Aura Energía, expertos en energía eléctrica, recomendamos establecer una estrategia de buenas prácticas de uso de la energía eléctrica en los hoteles. Este aspecto es interesante, y abarca desde criterios medioambientales hasta la elección de una tarifa de la luz con un precio competitivo.

Consejos para mejorar la eficiencia energética

Establecer una guía de buen uso de la energía eléctrica en las empresas turísticas es interesante por dos motivos:

  • Criterios medioambientales: si hay algo que valoran los clientes en la actualidad, es el respeto por el medioambiente de las empresas. Con una estrategia de eficiencia energética se consiguen reducir drásticamente los gases de efecto invernadero a la atmósfera y alargar los cálculos del ciclo de vida de los equipos.
  • Criterios económicos: ya que la tarifa de la luz para industria se vería reducida de forma notable, así como el gasto en combustibles de todo tipo para hacer funcionar el equipamiento de los establecimientos.

El primer paso para conseguir establecer una cultura de eficiencia energética que consiga reducir la factura de la luz en la industria turística es conocer los aspectos positivos que aporta:

  • Importantes ahorros energéticos y económicos en el consumo de electricidad con una inversión nula o muy pequeña
  • No requiere de grandes conocimientos técnicos ni tecnológicos de los aparatos eléctricos
  • No implica una reducción del nivel de trabajo habitual de los empleados de un hotel o centro turístico.
  • Todo esto redunda en una mayor duración, fiabilidad y disponibilidad de los equipos consumidores de energía de la industria turística.

Buenas prácticas en equipos eléctricos

Una de las ventajas de los equipamientos eléctricos es que incorporan medidas de control fáciles, con lo que el ahorro de energía eléctrica es importante y se nota en la factura de la luz.

Los dos parámetros para evaluar la eficiencia energética de un aparato eléctrico son el factor potencia y la distorsión armónica. Hay que tener en cuenta, por lo tanto, que aquellos aparatos que tengan un bajo factor de potencia y una elevada distorsión armónica son susceptibles de mayores pérdidas en las líneas y sobredimensionan el transporte de la electricidad.

En definitiva, hay que tratar de reducir ambos factores para que la factura de la luz en la industria turística sea menor.

Buenas prácticas en equipos informáticos

Uno de los inconvenientes de los equipos informáticos es que la sociedad no tiene consciencia del gasto de energía eléctrica real que suponen. Por eso, es habitual ver ordenadores y tabletas encendidas a todas horas, sin un solo momento de descanso. Todas estas acciones conllevan un gasto enorme que se ve reflejado en la factura de la luz a final de mes. Por eso, es interesante tener en cuenta alguna de las siguientes recomendaciones:

  • Apagar los equipos informáticos cuando no se les vaya a dar uso por un tiempo prolongado
  • En los casos en los que el aparato eléctrico informático no vaya a ser usado en un periodo de tiempo corto, se recomienda apagar la pantalla (ya que esta es la que más energía eléctrica consume)
  • Para la realización de tareas muy específicas, es recomendable contar con alumbrado localizado, de tal manera que no sea necesario aumentar el nivel de iluminación de la estancia

Todas estas prácticas, junto a una buena limpieza del alumbrado y la instalación de sistemas inteligentes de iluminación, pueden suponer un importante ahorro en la factura de la luz.

Además, revisar el contrato de la tarifa eléctrica que se aplica a la industria turística es también un factor importante que puede suponer un elevado ahorro en la factura de la luz.

Y es que confiar en comercializadoras de electricidad, que ofrecen precios competitivos gracias a la menor intermediación en la compra de energía, es una opción muy rentable para las compañías vinculadas a la industria turística.

logo-footer

Estamos conectados: