Estrategias para acelerar la eficiencia energetica en edificios y el sector de la construcción

Acelerar la eficiencia energética en edificios es el gran reto urbanístico de las grandes ciudades en todo el mundo. La tecnología juega un papel esencial en el futuro de la sociedad. Por ello, saber cómo implementarla en el sector de la construcción implica desarrollar estrategias muy complejas. Pero cada vez más accesibles a corto plazo.

Ahora bien, para acelerar la eficiencia en edificios de organismos públicos y de empresas privadas no basta con el compromiso de querer progresar. También debemos contar con las herramientas necesarias para  aplicarlas en el entorno que nos rodea, con éxito.

Un papel que pone en juego tanto a las comercializadoras eléctricas como a la Directiva sobre Eficiencia Energética de la Unión Europea.

Por qué acelerar la eficiencia energética en edificios y viviendas

La apuesta por la construcción de edificios que cumplan con los requisitos de eficiencia energética, propone una mejora palpable y sostenible. Produciendo un beneficio indirecto que enriquecerá la vida de sus ciudadanos en todos los sentidos.

El hogar resguarda la vida de cualquier persona. Representa su centro. Su núcleo. Así, encontrar la manera de hacer cada vez más accesibles estas estrategias de eficiencia, que además de cuidar el planeta miran por su comodidad, debería ser siempre nuestro objetivo. Porque ofrecer una tarifa luz ajustada a sus necesidades de consumo, es solo el primer paso.

Acelerar la eficiencia energética en edificios y viviendas mejora la salud de los habitantes, pero también tiene un impacto directo en la reducción de facturas. Lo que permite, por otro lado, mejorar la competitividad de las empresas, entre otros muchos factores.  

Acelerar la eficiencia energética en edificios alarga su vida útil

Las edificaciones actuales representan cerca de un tercio total de las emisiones de gases de efecto invernadero. Es evidente que el cambio climático supone una problemática a nivel mundial. Por lo que el compromiso medioambiental es prioritario en el planeamiento urbanístico de las ciudades del futuro.

En esta línea encontramos, por ejemplo, bloques de viviendas que optimizarán el consumo energético mediante la autorregulación de la temperatura interna. Medidas que ya se implementan en muchas nuevas construcciones y que no deja de ser, además, un valor añadido de ahorro en la factura de la luz.

Diseñar y rehabilitar edificios e infraestructuras que cumplan con el certificado de eficiencia energética tendrá efectos que nos beneficiarán tanto a corto como a largo plazo. Cumplir con esta serie de normativas y requisitos que nos garanticen un mínimo de eficiencia energética, está al alcance de todos los municipios.

Todos somos actores involucrados para acelerar la eficiencia energética en edificios. Por ejemplo, podemos empezar por optimizar el consumo y contratar una tarifa de la luz ajustada a las necesidades reales.

¿Te unes al reto?

logo-footer

Estamos conectados: