precio contratar electricidad españa

El precio de la luz que pagan los hogares españoles al contratar electricidad aumentó un 52% durante la crisis económica. Este dato, sitúa a España como el cuarto país de la Unión Europea con la factura eléctrica más alta sólo por detrás de Dinamarca, Alemania e Irlanda.

El origen y causa del aumento en el precio de la luz, es uno de los debates más complicados de la actualidad, así como uno de los más confusos y difíciles de entender como consecuencia del complejo funcionamiento del sistema eléctrico español.

La mayoría de los consumidores, al escoger tarifas para contratar electricidad, no comprenden el aumento del precio final a pagar. Gran parte de este aumento, se debe a los diferentes problemas que encontramos en el mercado eléctrico.

Problemas del mercado eléctrico español

A continuación detallamos cuatro de los principales problemas que rodean el sistema eléctrico español y que influyen en el precio final al contratar electricidad:

  1. Mala calidad de regulación del mercado: el regulador del mercado eléctrico viene establecido principalmente por la política energética del gobierno. En el caso de España, nunca ha existido una planificación ni estrategias pensadas a largo plazo para disminuir los costes de electricidad. Además, los cambios constantes en gobierno, han comportado sistemáticamente cambios en las políticas que han afectado a la estabilidad del gobierno.  
  2. Exceso de capacidad productiva: como demuestran los diferentes estudios realizados por organismos como PIMEC, en España se produce más energía de la que se consume. Cuenta con una capacidad excedente superior al 50%, lo cual conlleva grandes pérdidas y un aumento de la factura al contratar electricidad.
  3. Mal funcionamiento del mercado eléctrico: dentro del sistema eléctrico español, conviven tecnologías muy diversas con costes de obtención de electricidad muy diferente. Sin embargo, todas ellas entran en criterios de igualdad en el sistema de subastas donde se fijan los precios. Como consecuencia de ello, se acaba estableciendo el precio más elevado para todo tipo de energías.
  4. Falsa competencia entre operadores y tecnologías: la estrategia de rentabilidad de los grandes operadores del mercado eléctrico español consiste en compensar la pérdida de sus centrales ociosas con las centrales que sí participan en el mercado. Esto provoca que se lleguen a acuerdos entre diferentes productoras para establecer precios muy elevados.

Como consecuencia de estos problemas, para el pequeño consumidor el recibo de la luz se asemeja a una cuesta arriba. Una de las soluciones que utiliza Aura Energía para conseguir precios mucho más competitivos consiste en comprar la luz de forma directa. Gracias a ello, no hay intermediarios de por medio y el precio al contratar electricidad es mucho más económico para el consumidor.

logo-footer

Estamos conectados: