hombre con paneles solares muestra beneficios de vender energia solara comercializadoras

El sector eléctrico español posee un gran activo inmaterial: la luz solar. Y es que nuestro país es el que más horas de sol tiene de toda Europa.

Un dato que contrasta con el margen actual de los precios de la luz y que está impulsando la inversión en energía fotovoltaica. Sobre todo en aquellos territorios donde más sol luce durante el año.

Pero, ¿cómo vender energía solar con un representante de productores de energía renovable? ¿En qué consiste exactamente esta inversión en el mercado eléctrico?

Ventajas de ser distribuidor de energías renovables

Antes de entrar en detalle, cabe destacar que las ventajas de producir y vender energía verde son múltiples. No se trasladan solamente al ámbito económico, sino también al social y medioambiental:

  • Genera una alta rentabilidad a largo plazo.
  • El riesgo de pérdidas en la inversión es mínimo.
  • Se obtienen amplias ventajas fiscales sobre el impuesto de sociedades.
  • Impulsa y fomenta el consumo de energías renovables.
  • Ayuda a frenar el cambio climático. No produce emisiones CO2, por lo que disminuye la contaminación atmosférica.
  • Reduce la dependencia energética. Esto es debido a que la forma de producción de este tipo de energía renovable es local.

Cómo vender energía solar en España en clave económica

Una vez finalizada la instalación de las placas fotovoltaicas es necesario que una comercializadora de electricidad represente al productor en el mercado eléctrico para poder vender la energía.

Esta opción es una excelente alternativa para aquellas empresas, e incluso particulares, que quieran obtener un beneficio extra a largo plazo. A la vez que optan por promover un consumo energético sostenible que respeta el medio ambiente.

Ante todo, debes conocer los tipos de instalaciones fotovoltaicas que existen. Así, podrás escoger la que más te conviene.

Si piensas en clave de negocio, es muy importante tener en cuenta que el capital mínimo necesario se situará en torno a los 30.000€. Y que la rentabilidad garantizada se sitúa en torno al 10%. Una inversión que se logra amortizar en un periodo que alcanza, aproximadamente, entre 8 y 11 años.

Instalaciones fotovoltaicas: distintos tipos de inversión

Tomar la decisión de invertir en energía solar es el primer paso a dar. Pero luego viene otra cuestión esencial: ¿Por qué tipo de instalación fotovoltaica decantarse? A continuación, te mostramos las más populares en nuestro país:

  • Instalaciones en edificios o viviendas unifamiliares: se construyen sobre cubiertas de bloques de edificios o de casas unifamiliares.
  • Instalaciones en cubiertas industriales: son las que se construyen sobre las cubiertas de las naves y otras zonas industriales. Este tipo de instalaciones es el más incentivado por la Administración. Favorece el consumo de energía, que, precisamente, se produce en lugares donde hay más demanda energética. Además, aprovecha la red eléctrica que ya existe para volcar la energía que se produce.
  • Otros proyectos solares: estas instalaciones se realizan sobre el mismo suelo, y también se les conoce como “huertos solares”.

Aura Energía es una comercializadora comprometida con la sociedad y con el medio ambiente. Por ello, persigue el objetivo de que no pagues de más en tu empresa u hogar por los precios luz.

Actuamos como representantes en el mercado eléctrico de productores de energía renovable. Por lo que el 100% energía que suministramos mediante las tarifas luz proviene de fuentes limpias (consulta nuestras tarifas).

Si eres productor de energía, ¡contáctanos y te informamos de nuestros contratos bilaterales para representarte en el mercado eléctrico!

logo-footer

Estamos conectados: