Cómo obtener un certificado de eficiencia energética en edificios públicos

A causa de la subida del precio de la luz registrada a principios del 2017, la preocupación por el ahorro de la electricidad vuelve a estar a la orden del día. Particulares, empresas y también organismos públicos lideran un compromiso común: reducir el consumo energético siendo a su vez más responsables con el medio ambiente.

Así, la eficiencia energética se consolida como uno de los grandes desafíos. No cabe duda: promover la sostenibilidad es compromiso de todos. Entonces, ¿cuáles son las obligaciones de los edificios públicos en materia de eficiencia energética?

Claves de la gestión energética de los edificios públicos

El real Decreto 235/2013 tipifica la obligación de obtener un certificado energético a todos aquellos edificios de carácter público cuya superficie útil sea superior a 250 m2. Además, esta etiqueta que corrobore la certificación en eficiencia energética deberá exhibirse en un lugar visible para todos.

Gestionar un ente público es siempre una tarea que conlleva gran responsabilidad, ya que es imprescindible que el bienestar de la ciudadanía prime por encima de todo. Por ello, la eficiencia energética de un edificio público debería contemplar estos 4 puntos:

  1. El sistema constructivo del edificio deberá contar con elementos de construcción bioclimática: por ejemplo, con materiales que aíslen bien.
  2. Perfeccionamiento de las políticas de eficiencia energética del edificio: contratar un servicio profesional de asesoramiento energético puede ser fundamental.
  3. Equipos de alta eficiencia energética: por ejemplo, instalando calderas de condensación o enfriadoras de agua.
  4. Energías renovables: para ser eficientemente energético es imprescindible que la energía que se utilice provenga al 100% de fuentes limpias.

Los servicios de auditoría energética son especialmente útiles para detectar aquellas irregularidades en materia de eficiencia energética de los edificios. Además de contribuir al establecimiento de un modelo energético más respetuoso con el medio ambiente, el consumo responsable permitirá un ahorro económico importante.

Pero, ¿qué es un certificado energético?

El certificado energético es aquel documento que se origina como resultado de un estudio de consumo energético en el que debe de quedar reflejado:

  1. La calificación energética oficial
  2. El total de pruebas que han sido realizadas
  3. El consumo de energía anual y su equivalente en emisiones de CO2
  4. Las recomendaciones que el órgano que ha efectuado el estudio ha considerado pertinentes para perfeccionar la eficiencia energética
  5. Información técnica y administrativa de la edificación

Bibliotecas, juzgados, universidades públicas, hospitales y juzgados son algunos de los edificios que deben cumplir con el texto normativo. Estos certificados tienen una validez de 10 años como máximo, por lo que deberán renovarse, siempre de acuerdo a la normativa que esté vigente.

Ayuntamientos referentes en política sostenible

En cuanto a la ejecución de políticas energéticas eficientes, destaca la labor de algunos ayuntamientos españoles:

  1. Ayuntamiento de Madrid: este hará uso de electricidad generada al 100% de fuentes renovables, y se prevé que con ello ahorre hasta un 5% del gasto energético.
  2. Ayuntamiento de Zaragoza: destaca el ahorro que conseguirá, gracias a medidas energéticas, que podría ascender hasta más del 16% en comparación con el año anterior.
  3. Plan de Ahorro Energético de la Generalitat Valenciana: el ahorro gradual que esta comunidad autónoma prevé es del 12% en 2020 y del 25% en el 2025.
  4. Plan de Ahorro y Eficiencia Energética de la Generalitat de Catalunya: la comunidad catalana tiene como objetivo reducir en un 16% la factura de la luz, entre el 2015 y el 2017. Optimizar la potencia eléctrica y el consumo energético responsable son las dos formas de conseguir cumplir con el Plan aprobado.

En definitiva, poner rumbo a un modelo energético que favorezca el consumo responsable de electricidad es un reto común. Y por ello, la comercializadora eléctrica Aura Energía se une al compromiso de ofrecer electricidad proviene totalmente de fuentes limpias, apostando por un precio de la energía eléctrica muy competitivo.

Asimismo, para impulsar el consumo energético responsable, Aura Energía ofrece un servicio de asesoramiento que permitirá optimizar la eficiencia energética de las empresas y los edificios públicos.

logo-footer

Estamos conectados: