¿Cómo funciona el sector eléctrico en España?

Las funciones del sector eléctrico en España

Para comprender el funcionamiento del sector eléctrico español, conviene revisar el sistema de suministro de energía eléctrica del país. A grandes rasgos, se trata de un proceso que se divide en cuatro fases o actividades principales:

Generación: producción de la energía eléctrica.
Transporte: transmisión de la energía eléctrica por la red de transporte.
Distribución: transmisión de la energía desde la red de transporte a los puntos de consumo.
Comercialización: venta de energía eléctrica a los consumidores según la potencia contratada.

Durante años, el sector eléctrico en España funcionó como un oligopolio en el que el precio de la luz dependía de pocas compañías. El país estaba dividido en diversas áreas geográficas, cuyo suministro de luz se adjudicó en exclusiva a cinco grandes empresas. Cada una de estas eléctricas gestionaba las 4 fases del suministro de su ámbito de actuación, dejando a los consumidores sin posibilidades de escoger su compañía eléctrica.

En 1997, con el objetivo de fomentar la competencia en el sector de la energía eléctrica y mejorar el conocimiento que los usuarios tenían del mismo, se aprueba la primera ley de liberalización del sector nacional. La normativa prohíbe que una misma compañía opere en más de una de las fases del proceso de suministro y transfiera la gestión del transporte a Red Eléctrica.

En este punto, se inicia un tímido proceso de apertura del sector y nuevas empresas comienzan a irrumpir en las fases de generación y comercialización de la energía. Sin duda, esta última etapa es la que ha experimentado un mayor dinamismo. Actualmente, alrededor de 40 comercializadoras venden luz a empresas y hogares españoles. Como consumidores, no podemos escoger qué empresa distribuye la energía que consumimos, pero sí a quién se la compramos.

Para que los consumidores puedan saber con facilidad el ahorro que les supondría cambiar de comercializadora, Aura Energía ha creado un simulador de la factura de la luz online que permite efectuar una comparación real entre el precio de la luz de su factura actual y lo que pagarían siendo clientes de la compañía.

El cambio de comercializadora es un proceso gratuito, sencillo y rápido–tarda unos 15 días– y no obliga a cambiar el contador ni a modificar en modo alguno la instalación eléctrica. Además, para ofrecer un valor añadido a sus clientes, Aura Energía pone a su disposición un gestor personal, que garantiza una transición ágil y atiende con total transparencia cualquier consulta o petición del usuario en relación con el contrato de suministro.

¿Qué hace una comercializadora de luz?

Las comercializadoras son las empresas que venden la energía eléctrica a los consumidores. A su vez, estas compañías compran la energía a las generadoras en el llamado “pool eléctrico”, una especie de subasta que determina el precio de la energía eléctrica en la Península Ibérica.

Dado que la electricidad ha de pasar por las grandes distribuidoras (que, como hemos visto antes, son propiedad de grupos que cuentan con comercializadoras propias), ¿Cómo es posible que una comercializadora como Aura Energía pueda ofrecer un precio de la luz más competitivo?

La respuesta se basa en dos fundamentos: la eficiencia operativa de la empresa (que permite reducir costes) y una estrategia inteligente a la hora de comprar la energía.

Para explicar con más nivel de detalle las funciones que desempeña una comercializadora de luz como Aura Energía, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Una comercializadora compra la energía eléctrica a los productores dentro del denominado pool eléctrico (mercado mayorista) o, simplemente, mediante la firma de contratos bilaterales con agentes productores.
  • Finalmente, venden la energía de forma directa a los consumidores a través de un precio pactado

Precisamente es este último factor el que diferencia los precios de la tarifa de la luz para empresas y hogares de las del resto de empresas tradicionales dedicadas a la electricidad. Al realizar una actividad vinculada al suministro, el coste para las comercializadoras es menor y eso les otorga un gran margen de maniobra a la hora de ofrecer tarifas eléctricas más competitivas.

Así que, si actualmente estás pagando un precio demasiado alto en tu factura de la luz, no dudes en utilizar nuestro simulador de la factura de la luz y consulta cuánto podrías ahorrar en tu factura si realizas el cambio a una comercializadora de luz.

¿Por qué las comercializadoras de luz son más competitivas?

La Ley del Sector Eléctrico en España ha cambiado drásticamente el concepto de la electricidad tanto para los hogares como para las grandes empresas. Y es que, desde que entrase en vigor esta normativa, la liberalización de la actividad comercializadora en España es una realidad que ha cambiado la forma de consumir electricidad en nuestro país. Esta evolución ha supuesto que los pequeños y grandes consumidores puedan elegir la contratación de su propio suministro eléctrico, dando lugar a una mayor competitividad en el sector. Gracias al aumento de oferta eléctrica, las tarifas de luz para empresa y las tarifas de luz para hogares se han reducido. Y todo, gracias a la aparición de un nuevo tipo de empresa vinculada al sector de la energía eléctrica: las denominadas comercializadoras de luz.

¿Qué es la comercialización de energía eléctrica?

La respuesta a la anterior pregunta está muy vinculada a la razón por la que muchos consumidores han comenzado a ahorrar en los últimos años en la factura de la luz. Gracias a la Ley del Sector Eléctrico mencionada anteriormente, la comercialización de electricidad está considerada como una actividad con naturaleza propia dentro de la estructura mercantil que adquiere la electricidad en España.

La comercialización de energía ha dado pie al surgimiento de comercializadoras de luz como Aura Energía, capaces de ofrecer tarifas de la luz a empresas y hogares mucho más competitivas por la propia naturaleza de su funcionamiento. Las comercializadoras se encargan de suministrar la energía eléctrica mediante la contratación directa de la misma con los consumidores, ya sean grandes empresas u hogares. En otras palabras, ni producen la energía ni la transportan, simplemente se encargan de la relación contractual:

  • Venden la electricidad a las empresas, ofreciendo tarifas de luz para empresas y hogares más competitivas
  • Miden el consumo total que cada uno de los clientes produce
  • Se ocupan de la facturación
  • Gestionan todos los trámites y pagos a realizar asociados al transporte de la electricidad
  • Realizan otro tipo de servicios comerciales

Las comercializadoras de luz, por lo tanto, ofrecen tarifas eléctricas mucho más competitivas precisamente por reducir los gastos en intermediación que el mercado eléctrico genera por sí solo. Este hecho es tremendamente positivo de cara al consumidor, y especialmente para las grandes empresas. La razón es sencilla: el 75% de la energía consumida en España proviene de la industria. Por eso, es necesario que los grandes directivos de las industrias españolas conozcan la existencia de estas tarifas de luz para empresas, ya que pueden suponer una clara ventaja respecto a sus competidores y mejorar sus márgenes de beneficio.

Próximamente, en el blog de Aura Energía revisaremos a fondo el funcionamiento del pool eléctrico y el proceso de compra de energía eléctrica en España.

logo-footer

Estamos conectados: