Ahorrar con la tarifa de luz

Uno de los principales gastos de las empresas que pueden reducirse llevando a cabo útiles medidas, es el de electricidad. Tomar decisiones adecuadas en materia de energía, como realizar una auditoría, contratar la tarifa de luz que mejor se adapte al consumo energético real del negocio o instalar condensadores, puede ayudarnos a ahorrar luz sacando provecho de la desconocida energía reactiva.

Corregir la energía reactiva de una empresa y contar con una tarifa de la luz óptima son dos requisitos imprescindibles en las políticas de eficiencia energética del país.

¿Qué es la energía reactiva?

Se denomina energía reactiva al tipo de energía generada automáticamente que no puede destinarse a un consumo útil. Por lo que es necesario transportarla para no producir una sobrecarga en las líneas transformadoras y generadoras. Y este transporte es el que se verá reflejado en la factura de la luz de las industrias y PYMES en concepto de energía reactiva.

Aquello que la distingue principalmente de la energía activa (es decir, la energía apta para el consumo) es que no se transforma ni puede suprimirse y solamente puede dirigirse hacia aquellos aparatos que precisen de una bobina para su funcionamiento, como por ejemplo luminarias, ascensores, motores o transformadores.

Significado energía reactiva

¿Cómo se corrige la energía reactiva en las tarifas de la luz?

Las baterías de condensadores son los aparatos que cuentan con una mayor capacidad para absorber el flujo de potencia reactiva. Las ventajas de compensar la energía reactiva con estas instalaciones son tanto técnicas como económicas a corto y largo plazo:

  1. Contribuye a reducir la factura de la luz: los condensadores contribuyen a avanzar en la batalla por la eficiencia para lograr el reto de convertirse en una empresa sostenible y certificada.
  2. Disminuye las posibles caídas de tensión que puedan tener lugar en la instalación.
  3. El transformador podrá contar con una mayor potencia disponible: podrá entregar más KWh porque la potencia aparente se aproxima a su potencia nominal en KW.

Cómo ahorrar en energía reactiva con el uso de condensadores

Instalar una batería de condensadores en una empresa es una óptima inversión económica. ¿Quieres saber por qué?

  1. En primer lugar, evita penalizaciones con motivo de la energía reactiva. Los condensadores permiten la estabilización y mejoran la calidad del suministro. Asimismo, destaca la optimización que llevan a cabo en el rendimiento de toda la instalación eléctrica. Es decir, reducen o incluso anulan aquella energía de la red de alimentación que no resulta útil.
  2. Los expertos coinciden en que la implantación de una batería de condensadores en una empresa puede proporcionar un ahorro de hasta un 30% del gasto total de electricidad del negocio. Con esto, se asegura una veloz amortización de la inversión realizada al adquirir la batería de condensadores. Además, destaca su fácil mantenimiento y la gran vida útil de estos mecanismos.
  3. Gracias a esta inversión, los negocios solo deberán pagar por la energía consumida, también denominada energía útil, y no por la reactiva.

En Aura Energía contamos con los mejores expertos en el sector, que mediante una auditoría energética, podrán darte todo el asesoramiento para que tu empresa sea energéticamente eficiente. Y es por esto que también ofrecemos asesoramiento en servicios de instalación de baterías de condensadores.

Se trata solo del primer paso para incrementar la rentabilidad final de una empresa gracias a la reducción de los gastos en energía. ¿Preparado para que tu negocio obtenga el aprobado en la asignatura de la eficiencia energética?

 

 

logo-footer

Estamos conectados: